Búsquedas

El secreto de las hierbas aromáticas


los hierbas no alimentan, pero nos hacen comer mejor. El secreto de la condimentos aromáticos consiste en ejercer una acción excitante sobre los nervios, antes y durante la ingestión de alimentos, con efectos positivos sobre el olfato, el gusto y la digestión. De esta forma la comida se digiere y asimila más fácilmente, favoreciendo buena nutricion.

Esto compensa el escaso poder nutricional del hierbas, aparte del contenido específico de vitaminas (en cualquier caso irrelevante en comparación con la cantidad que se ingiera). Las sustancias aromáticas que utilizamos para dar sabor a los alimentos se obtienen de plantas o partes de ellas y vienen en muchas especies con una gran variedad de sabores que van desde el dulce hasta el ácido y el picante. Aquí tienes las hierbas aromáticas más utilizadas en nuestra cocina y una breve descripción de sus características.

Laurel. Tanto las hojas como los frutos son útiles. Estos últimos contienen un aceite aromático que tiene propiedades antisépticas y estimulantes. Las hojas también sirven como condimento en los alimentos y se utilizan especialmente para eliminar el olor a aves silvestres y caza con su sabroso sabor aromático. La infusión de hojas (muy ligera), tomada por vía oral, fortalece el estómago y excita la secreción de sudor.

Albahaca. Se utiliza para perfumar sopas y ensaladas de verano, haciéndolas más apetecibles. Su uso más conocido es el pesto, la extraordinaria salsa verde que caracteriza a la cocina ligur para acompañar, en la tradición, trenette o trofie; sin olvidar el famoso minestrone genovés.

Origan. Ampliamente utilizado en la cocina napolitana, las inflorescencias de orégano se encuentran hoy en casi todas partes; su propagación en la cocina ha ido de la mano con la de la pizza, a la que el orégano le da un aroma inconfundible. El orégano también se utiliza mucho para la preparación de salsas, salsas para pasta, ensaladas, verduras, pescados y carnes guisadas.

Perejil. Sin duda es la hierba aromática más consumida en la cocina y su sabor se combina con el de casi todos los platos (ser 'como el perejil' es un dicho que significa 'va bien con todo'); así pasa a formar parte de caldos, salsas, sopas, guarniciones, albóndigas, carnes y pescados.

Romero. El tentador aroma del romero no puede faltar en el manojo de olores con los que se condimentan los caldos, en ciertas salsas rústicas en las que se cocinan sabrosas carnes, en asados ​​de todo tipo, en algunos salteados e incluso en algunos postres caseros. El olor penetrante se debe a un aceite esencial, contenido en las puntas de las hojas, que tiene el poder de estimular la digestión.

Sabio. Como el romero al que suele combinarse, la salvia reina en la cocina, sus hojas se añaden a los caldos, a los que dan un aroma particular, ya numerosas preparaciones a base de carne: desde asados ​​hasta pinchos, desde hígados de cerdo hasta saltimbocca. Unas pocas hojas de salvia son suficientes para enriquecer el sabor de la comida.

Apio. En la cocina italiana se utilizan mucho tanto los tallos como las hojas de apio, apreciado por el aroma intenso y agradable que corresponde a un sabor muy apetecible. Indispensable en caldos y sopas de verduras, el apio da sabor a salteados y numerosas salsas.



Vídeo: Cómo Germinar Plantas AROMÁTICASORÉGANO ALBAHACA HIERBA BUENA (Diciembre 2021).